Ciclos / Elementos / Rituales / Conexión con la Tierra / Ecofeminismo

¡Llegó abril! Os necesito a todas vosotras mujeres valerosas, creativas, mujeres con fuerza que buscan o persiguen sus sueños y no los de otros. Hoy os necesito a todas. Para inocularme vuestra energía que es la mía también y no olvidarme de quién soy.

Ilustración: «Mujer Flor». Acrílico sobre papel hecho con amor por Elena Caballero.

Hoy necesito sacar a mi Mujer Flor a conquistar los campos, los jardines y las ciudades. Hoy imagino que mi aroma llega a todas las personas cuyos pueblos o corazones están en guerra. Vuelo a los lugares donde, a pesar de todo, sigue oliendo a flores cada primavera. Para todos vosotros mi aroma, mi apertura, mi abrazo, el perfume de la Humanidad en la que siempre, todavía, confío.

Esta es la carta de presentación de esta Mujer Flor que inventé para Mujeres de la Naturaleza 2016 y que hoy me corre por dentro, como abril:

«Mi labor es florecer, despojarme de toda armadura y entregar mis pétalos a la vida, alrededor del centro perfecto de mi ombligo. Cuando de primavera me visto y delicada me abro al mundo, multiplico mis frutos y flores por cientos, para dar la bienvenida a los afanosos insectos.

Por nuestra hermosura, aroma y cualidades, las flores somos el principal elemento ornamental y medicinal en ceremonias y rituales. Sin embargo, nuestro esplendor desaparece casi en un suspiro, como símbolo absoluto de la impermanencia de todo sobre la tierra.

En el jardín, cada flor es diferente y no desea ser como las demás. La deliciosa e intrigante margarita, no se incomoda por la elegancia de la rosa, ni el aromático jazmín envidia a la sofisticada flor de lis. Liberadas de la torpe costumbre de comparar y compararnos, todas brillamos. Desde la dignidad de nuestro esbelto o diminuto tallo, cada una nos entregamos a la vibrante tarea de ser, simplemente, lo que somos.

Las Mujeres Flor no escondemos nuestra particular belleza, la mostramos, sensuales y generosas, para el éxtasis de los sentidos. Somos aún más hermosas cuando, rendidas por completo a la vida, irradiamos la luz de nuestra verdadera esencia».

 

¿Cómo abres tus pétalos a la vida?

 

Mi niña bonita, la luna. ¿Cómo podía faltar en nuestra serie de Mujeres de la Naturaleza?

Ilustración: «Mujer Luna». Acrílico sobre papel hecho con amor por Elena Caballero.

No sabía muy bien en qué elemento integrarlo, ¿pero qué más da? Es la luna, con sus ciclos, sus miradas, su luz, su aire, su emoción… su presencia permanente en mi vida. La relación entre la abuela luna y yo nació hace muchísimos años, su mirada me ha protegido siempre y su rostro cambiante ha inspirado siempre el proyecto que da nombre a la web: Las Mujeres que hay en Ti

Esta luna se asoma a la playa del Cabo de Gata, en Almería, uno de mis lugares favoritos para bailar con ella.

La noche estrellada de Van Gogh, mi Cabo de Gata y la peli de Georges Méliès inspiraron esta Mujer Luna.

Busqué un rostro que fuera capaz de transmitir todo lo que para mi significa nuestra fiel satélite y al final acabó siendo la portada del calendario Mujeres de la Naturaleza. Qué alegría oíros que os habéis sentido atrapados por su mirada… Yo también. Se transformó en lo que yo quería. Algo amable, misterioso, bello, mágico.

¿Por qué en marzo? Porque estas noches que anuncian con su pureza azul que la primavera está por venir se merecían esta seductora luna inventada.

¡Felices bailes de primavera!

Y felices bailes de otoño con sabor a cumbia para el hemisferio sur.

 

¿Sabes en qué fase está la luna ahora en el cielo?